Navegando por la mente: Nuestro sofá mental: La zona de confort

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Navegando por la mente: Nuestro sofá mental: La zona de confort

Mensaje  El burro el Mar Jul 23, 2013 6:46 pm


 La manera en la que percibimos el mundo está condicionada por lo que hemos experimentado a lo largo de nuestra vida. Cada uno de nosotros entiende la realidad bajo su particular punto de vista.
Nuestra naturaleza humana nos impulsa a intentar, en todo momento, evitar las amenazas que puedan atentar contra nuestra existencia (es un simple mecanismo que garantiza la supervivencia de la especie). Por esta razón, siempre deseamos acercarnos al placer y alejarnos de aquello que nos pueda resultar desagradable, dificultoso o poco placentero.
Así, de manera inconsciente, constantemente queremos permanecer dentro de algo llamado “nuestra zona de confort“ lo cual implica que busquemos la comodidad y evitemos la fatiga de hacer cosas nuevas o vivir experiencias desconocidas. El miedo a lo desconocido es el principal factor que nos afecta a la hora de querer expandirnos o salir de nuestra zona de confort. No obstante, permanecer dentro de esta zona de comodidad no es algo negativo aunque a la larga puede provocar que nos encontremos inmersos en una vida aburrida y rutinaria. Así pues, si alguna vez queremos superar nuestras expectativas y llegar a mejorar de manera asombrosa, tendremos que expandir nuestra zona de confort lo que nos implicará un esfuerzo por adaptarnos a nuevas vivencias.
En otras palabras podemos decir que la zona de confort, es el conjunto de límites que nos impiden avanzar. Cuando superamos estas barreras, ampliamos nuestra perspectiva y logramos alcanzar nuevos horizontes. Es decir que, en cierta manera, la zona de confort es un estado mental totalmente subjetivo porque lo que una persona le puede parecer cómodo a otra quizás no le resulte agradable.
 Para salir de la zona de confort es necesario señalar algunos puntos:
- Los límites los pones tú: Debes confiar plenamente en ti mismo y saber que todo aquello que te limita física y emocionalmente lo hace porque tú has decidido que así sea. Eres tú mismo quien construye las barreras para evitar el progreso y alejarse de peligros asociados al cambio. Lo más recomendable es autoevaluarte, ponderar tus pensamientos más significativos y cuestionarte: ¿son nuestros miedos una realidad o sólo son parte de lo que imaginamos que podría suceder? Fácilmente descubrirás si tus miedos son reales, o son sencillamente imaginarios. En caso de ser reales, tu refugio podrá estar por ejemplo, en aquellas personas que hayan superado los obstáculos a los que ahora te enfrentas y que te pueden servir como motivación.
- Crea nuevos hábitos y descubre el placer de innovar: Experimentar y tener curiosidad en todo momento te ayudará a expandir tus límites. Intenta cada día, hacer algo nuevo. Prueba tomar diferentes caminos, visitar diferentes lugares, hablar con personas distintas… Esto poco a poco te ayudará a aceptar el cambio y a adaptarte mejor a lo nuevo.
- Nunca desistas: Si haces algo nuevo y adaptas ciertas actividades a tu vida éstas quedarán incluidas en tu zona de confort. Sólo la persistencia nos permitirá expandir nuestra zona de confort.
 “Recuerda que las grandes playas, están formadas por pequeños granos de arena. Empieza hoy mismo a aportar a tu vida esos granitos de arena que te permitirán desarrollarte personalmente y que finalmente te llevarán un paso más allá”.

Más info: http://www.symbolpsicologia.com/
avatar
El burro
Admin

Cantidad de envíos : 2420
Fecha de inscripción : 17/11/2008

Ver perfil de usuario http://www.ceroizquierdo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.